Un poema de José Filadelfo García Gutiérrez

 

 

José Filadelfo García Gutiérrez

 

 

 

Ante la almohada

 

Tesoro en movimiento,

la voluntad te aclama,

porque en la vida que hiere

el corazón palpita

con la delgada línea

de la navaja.

 

Mueve la cola el perro

y nadie se espanta;

pero se mueve con calma

el hijo del Dios presente

y la historia se pasma.

 

Mira el tránsito

de las hojas pasadas por agua.

En el instante mismo

se desploma el alma

y sin tener razones

el sueño se nos escapa.

 

La vida vuelve a su ciclo

de su calmado infierno,

con los anillos para casarse

y las pelotas del juego.

 

Afortunado el que mira

en el horizonte claro

volar volando el vuelo

de un cometa

pues despierta del sueño

y es afán la esperanza.

 

Mira tu diente de acero,

ningún astro lo opaca.

Sigue al cometa con ánimo,

la voluntad se te escapa.

 

Mira la luna al pendiente

de tu collar de pestañas.

Duerme en paz, duerme,

que los dos niños se guardan

y cierran con sus manitas

las porcelanas del alma.

José Filadelfo García Gutiérrez (Ciudad de México, 1982). Escritor, editor e investigador literario, maestro en Literatura Hispanoamericana. Lisonjas (poesía, Luz María Gutiérrez Editores, 2000) y la antología de cuento y poesía Cantos y Enfermedades (Oso Hormiguero Ediciones, 2002). Su poesía fue publicada en libros, periódicos y revistas, como Oráculo y El Financiero. Obtuvo la Presea al mérito en la cultura José Recek Saade en 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *