Poesía

Silvia Rosa (Turín, Italia): Tiempo de reserva. Traducción de Antonio Nazzaro

 

 

 

 

Silvia Rosa (Turín, Italia)

TIEMPO DE RESERVA/ TEMPO DI RISERVA

 

Traducción de Antonio Nazzaro

(Ediciones en danza 2022)

https://www.edicionesendanza.com.ar/

 

 

 

 

QUÉ DESPERDICIO ESTA COTIDIANIDAD

 

Qué desperdicio esta cotidianidad

vaciada de ternura, desnuda

piedra que nos rebota en contra, mirada

de horizonte domesticado seco

 

(y yo que construía

geometrías golosas de palabras

para hacer menos soso

el golpeteo mecánico

de la lengua contra los dientes,

al modo de los niños

intentaba el juego repetido

–serio– de apretarse

ahora y siempre como si

no hubiese una secuela)

 

qué desperdicio la muerte blanca muda

de un día para otro idéntico de pequeñas

luciérnagas de felicidad intermitentes, aplastadas

en la oscuridad de un tiempo tan distraído que

incluso la banalidad de la nada

tendría quizás un sabor menos mezquino.

 

 

 

 

AQUELLA VEZ

 

Aquella vez que el sol

cayó al suelo

con un disparo de voz

dentro de su propia luz

golpeado fuerte, parecían

luciérnagas las astillas

que me caían entre los cabellos

atados en un nudo,

parecía el fin de un mundo

 

pero luego la vida se reanuda –así dicen–

solo que menos luminosa y

un poco más fría, incomoda,

la voz vuelve a sus silencios

confabulando con las sombras, vuelve

para no decir para decir a medias

para hacerse viento ligero entre las nubes

que desde aquella vez me siguen

atentas, en fila

 

no entendí si en un cortejo fúnebre

o para darme la ilusión de ser aún

una esposa aún la misma de antes

–a la espera siempre– aún viva.

 

 

 

 

TIEMPO DE RESERVA

 

Aquí es donde el tiempo

nos ha obligado

a un sueño en miniatura

para abandonar la dorsal

incierta del mañana

para proceder con los ojos al suelo

respiro breve –solos–

 

Decías del coraje,

es verdad, pero también el odio,

sabes, es un aguijón

el impulso propulsivo

para no renunciar

–mientras haya odio hay esperanza–

de no olvidar,

basta sustituir la palabra amor

desgastada y blasfema

por esta doble ronda

de vocales, un círculo, un nudo

repetido hasta el yo

 

y es desde este tiempo de reserva,

y con la misma intensidad de antes,

que ahora ejercito la cura:

odiarte, decepcionarte con alegría (la mía),

dejarte prisonero del presente

idéntico a ti mismo, inmóvil,

negarte finalmente y de nuevo a mi futuro.

 

 

 

 

TEMPESTAD

 

La furia de la gota

que destila su camino

de pasos verticales y luego se estrella

sin peso, casi invisible,

en este lunes por la mañana

de inicio de primavera, la tortuga

del sol nuevo que sale del letargo

de las sombras –de repente

también el pensamiento gotea, fluye

finalmente libre: cuántas inútiles

cuerdas en los tobillos de las prímulas

como si aferrándolas al corazón

pudieran crecer más fuertes

 

pero

 

el agua dice en su lengua morse

(testaruda): cae más rápida,

más ligera, más sola,

no necesitas nada

más allá de la mirada de tus manos

que acarician sabias

los primeros brotes de tempestad.

 

 

 

 

 

 

 

 

CHE SPERPERO QUESTA QUOTIDIANITÀ

 

Che sperpero questa quotidianità

svuotata di tenerezze, nudo

sasso che ci rimbalza contro, sguardo

d’orizzonte addomesticato asciutto

 

(e io che costruivo

geometrie golose di parole

per rendere meno scialbo

il battito meccanico

della lingua contro i denti,

al modo dei bambini

provavo il gioco ripetuto

– serio – di stringersi

ancora e sempre come se

non ci fosse un seguito)

 

che sperpero la morte bianca muta

da un giorno all’altro identico di piccole

lucciole di felicità intermittenti, schiacciate

al buio di un tempo così distratto che

persino la banalità del niente

avrebbe forse un sapore meno gretto.

 

 

 

 

QUELLA VOLTA

 

Quella volta che il sole

è caduto per terra

con uno sparo di voce

dentro la sua stessa luce

colpito forte, sembravano

lucciole le schegge

che mi cascavano tra i capelli

legati in un nodo,

sembrava la fine di un mondo

 

ma poi la vita riprende – così dicono –

solo meno luminosa e

un poco più fredda, scomoda,

la voce torna ai suoi silenzi

collusi con le ombre, torna

a non dire a dire a metà

a farsi lieve vento tra le nuvole

che da quella volta mi seguono

premurose, in fila

 

non ho capito se in un corteo funebre

o per darmi l’illusione di essere ancora

una sposa ancora la stessa di prima

– in attesa sempre – ancora viva.

 

 

 

 

TEMPO DI RISERVA

 

Qui è dove il tempo

ci ha costretti

a un sogno in miniatura

ad abbandonare la dorsale

incerta del domani

a procedere occhi a terra

respiro breve – soli –

 

Dicevi del coraggio,

è vero, ma anche l’odio,

sai, è un pungolo

la spinta propulsiva

a non demordere

– finché c’è odio c’è speranza –

a non dimenticare,

basta sostituire la parola amore

logora e blasfema

a questo doppio girotondo

di vocali, un cerchio, un cappio

ripetuto fino all’io

 

ed è da questo tempo di riserva,

e con la stessa intensità di prima,

che adesso esercito la cura:

odiarti, deluderti con gioia (la mia),

lasciarti prigioniero del presente

identico a te stesso, immobile,

negarti infine e ancora al mio futuro.

 

 

 

 

TEMPESTA

 

La furia della goccia

che distilla il suo cammino

di passi verticali e poi si schianta

senza peso, quasi invisibile,

in questo lunedì mattina

d’inizio primavera, la testuggine

del sole nuovo che sbuca dal letargo

delle ombre – all’improvviso

anche il pensiero sgocciola, fluisce

finalmente libero: quante inutili

corde alle caviglie delle primule

come se imbrigliandole al cuore

potessero crescere più forti

 

ma

 

l’acqua dice nella sua lingua morse

(testarda): precipita più svelta,

più leggera, più sola,

non hai bisogno di niente

oltre allo sguardo delle tue mani

che accarezzano sapienti

i primi germogli di tempesta.

 

 

 

 

Silvia Rosa nació en Turín, Italia, donde vive. Es licenciada en Ciencias de la Educación y enseña.   Sus textos de poesía y prosa están incluidos en diversos volúmenes antológicos, han aparecido en revistas, sitios web y blogs literarios y han sido traducidos al español, serbio, rumano, grieco, portugués y turco. Entre sus publicaciones están: los poemarios Tutta la terra che ci resta (Vydia Editore, 2022), Tempo di riserva (Giuliano Ladolfi Editore, 2018), Genealogia imperfetta (La Vita Felice, 2014), SoloMinuscolaScrittura (La vita Felice, 2012), Di sole voci (LietoColle Editore, 2010 - II ediz. 2012); la antología Confine donna. Poesie e storie di emigrazione (Vita Activa Nuova, 2022), que ha concebido y editado; la antología foto-poética Maternità marina (Terra d’ulivi, 2020), de la que es editora y autora de las fotos; el ensayo de historia contemporánea Italiane d’Argentina. Storia e memorie di un secolo d’emigrazione al femminile (1860-1960) (Ananke Edizioni, 2013); el libro de cuentos Del suo essere un corpo (Montedit Edizioni, 2010). Es subdirectora de la revista digital Poesia del nostro tempo, redactora del periódico online NiedernGasse, colabora con la revista Margutte y con el diario Il Manifesto. Se ha ocupado del proyecto de traducción poética y entrevistas a algunos autores argentinos, titulado Italia Argentina ida y vuelta: incontri poetici, publicado en 2017 en e-book (edizioni Versante Ripido e La Recherche). Es una de las creadoras del proyecto Medicamenta - lingua di donna e altre scritture, que propone una serie de lecturas, eventos y talleres dirigidos a mujeres italianas y extranjeras, trabajando desde una perspectiva psicopedagógica y de género con sus narraciones e historias de vida. Dirige talleres de poesía utilizando metodologías autobiográficas y de terapia poética, sobre los que ha escrito para la revista Poetry Therapy Italia.

 

 

 

 

Antonio Nazzaro (Turín, Italia, 1963). Periodista, poeta, traductor, video artista y mediador cultural. Fundador y coordinador del Centro Cultural Tina Modotti. Colabora con las revistas italianas Atelier, Fuori/Asse y Crackers y latinoamericanas PoÆrea (Chile), Ablucionistas (México) y Taller Igitur (México). Director de la colección de poesía latinoamericana Territorio d’Incontro por Edizioni Arcoiris (Italia), de la colección de poesía italiana Territorio de Encuentro por Uniediciones (Colombia) con el patrocinio del Instituto Italiano de Cultura de Bogotá, y de la colección de poesía Stanze por Edizioni Carpa Koi (Italia). Ha realizado publicaciones bilingües en italiano y español de los libros Olor a, Turín Caracas sin retorno (Edizioni Arcoiris, Italia, 2015) y Appunti dal Venezuela. 2017: vivere nelle proteste (Edizioni Arcoiris, Italia, 2017) así como de los poemarios Amor migrante y el último cigarrillo (RiL Editores, Chile/Arcoiris, Italia, 2018) y Cuerpos humeantes (Uniediciones, Colombia, 2019). En la India recibió en el Naji Naaman literary prizes 2019 el premio por la mejor obra social con el libro Appunti dal Venezuela. 2017: vivere nelle proteste. Solo entre 2020 y 2022 ha traducido los poemarios: Fárrago de Marco Amore (Uniediciones, Colombia/Samuele Editore, Italia, 2020); Olimpia de Luigia Sorrentino (Ril Editores, Chile, 2020); Estaciones Remotas de Stefano Simoncelli (Carpa Koi, Italia/Uniediciones, Colombia, 2021); Casa de los huesos de Prisca Agustoni (Pro Helvetia, Suiza/Ril Editores, Chile, 2021); Poemas de la oscuridad de Giuseppe Nibali (Uniediciones Sello Editorial, Colombia, en coedición con Carpa Koi, Italia, 2022); Dino Campana Suramericano, Cantos Órficos y otros poemas de Dino Campana (Abisinia Editorial, Argentina, 2022).