Poesía mexicana: Daniel Miranda Terrés. Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano, 2019

 

 

Estos poemas pertenecen al libro Un hombre lleno de incertidumbres y trastes sucios, poemario de próxima publicación merecedor del Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2019.

 

 

 

Daniel  Miranda Terrés

 

 

Discusión

 

Siempre te pido

que acomodemos la cama

a primera hora

de la mañana,

que antes del desayuno

dejemos tendidas

las cobijas.

 

No sé explicártelo.

 

No sé por qué

de esta manera

y no después del pan

y el jugo de naranja.

 

Lo hemos discutido

a gritos,

por horas

nuestras voces molestas

y en ayuno.

 

He pensado

en dejar la cama

sin tender,

salir de la recámara

sin preocupación alguna

por el desorden

de las sábanas.

 

Pero no lo consigo.

 

Ese es mi pobre método

para no darte la razón en todo.

 

 

 

Pacífico

 

 

Tú viviste cerca del mar,

entre olas quebradas

y pescadores.

 

Te despertaba

el quejido dulce

de las gaviotas,

la mañana se desvestía

sobre los tablones viejos

del muelle.

 

Aquellos barcos

aún no zarpan

de tu memoria.

Recuerdas las velas

de los navegantes

cuando el viento mece

las cortinas

que hay en casa.

 

Despiertas

y te sacudes

frente al espejo

la sal del agua

con que sueñas.

 

Pocas cosas

te hacen tan feliz

como el pescado frito.

 

 

 

También eres tú

 

Yo no sentí el temblor.

 

Fuiste tú la que despertó,

la que dijo

que saliéramos pronto

de la casa.

De no ser por ti

nos hubiéramos

quedado dormidos.

 

Tú sabes hacer

estas cosas.

Todo aquello

que me resulta imposible.

 

¿Por qué no fui yo

el primero

en despertar?

 

¿Conoces con certeza

la fragilidad

de las vigas

que sostienen las paredes?

 

Lo ignoro.

 

Porque también eres tú

la que advierte

antes que nadie

cuando la sopa está

demasiado caliente.

 

 

 

Principio filosófico

 

 

 

Volviste a casa

para hablar de Hegel.

 

Convencida, me has dicho

que soy un hombre terco,

cerrado,

atrancado como enorme puerta antigua.

 

Me dices que debería leerlo,

que tome tus libros

y busque las páginas

que tanto te cautivan.

 

Tienes razón.

Sigo en lo mío.

Quisieras apenas

un poco de esperanza

pero me ocupo

en otras cosas.

 

Me bastan los manuales

de aparatos electrónicos.

 

Llevo días leyendo

la guía de usuario

del televisor que compramos

y que muy a tu pesar

permanece en la sala.

 

Debería confesarte

que solo trato de entender

las funciones

de un aparato

a control remoto,

y que desde hace noches

así es como se me va la vida.

 

 

 

Un perro

 

Quisiera tener un perro.

Que con sus gruñidos

espante al silencio,

que cuide de la casa

para que el polvo no entre.

Un perro.

Que arruine el tapete

y los sillones.

Que se coma las sobras.

Uno que ladre

mientras duermo

para recordarme

que todo sueño

también es un intruso.

 

 

 

Costumbre

 

Quisieras que masticara

de otro modo.

 

Que no me durmiera

tan temprano

porque a media noche

te sería más útil un hombre

que mis pesadillas.

Un hombre duro y decidido.

 

No hay Dios

ni verano

que te devuelvan

la sonrisa.

 

Hemos llenado la casa

con silencio.

Nadie contradice

el color

de las cortinas que compramos.

 

Los días sin encanto

son muebles

que hemos puesto

en la recámara.

 

Esta es

nuestra única certeza

al amanecer:

 

otra vez huevos

con salsa verde

para el desayuno.

 

 

 

Pertenencias

 

El amor, con el tiempo,

se convierte en una herida.

 

¿Hace cuánto

que solo hablas

con las plantas?

Las llamas por su nombre.

Beatríz. Ramiro.

Alejandra.

 

Toda esta amargura

nos pertenece,

es tan nuestra

como los muebles

y el par de cuadros

en la sala.

 

Recorres la casa

con el mismo silencio

del polvo

y la neblina.

 

Solo tú sabes

lo que guardas

al vestirte.

 

Ya nada sucederá:

no hay rabia

ni conversaciones,

solo tu mirada sin amor.

Daniel Miranda Terrés (Estado de México, 1988). Politólogo, poeta, y ensayista. Es autor de los libros: Pan: el dios del miedo (Ediciones Simiente. Premio Nacional de Poesía Clemencia Isaura 2015); Anatomía del fracaso (Mantis Editores. Premio Nacional de Poesía Bartolomé Delgado de León 2015); El libro de la enfermedad (Ediciones Cuadrivio. Premio Internacional de Poesía Ramón Iván Suárez Caamal 2016). Un hombre lleno de incertidumbres y trastes sucios (Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2019). Actualmente es becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, FONCA, Jóvenes Creadores, en la especialidad de Poesía.

Un comentario en “Poesía mexicana: Daniel Miranda Terrés. Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano, 2019

  • el abril 7, 2020 a las 1:04 pm
    Permalink

    Con el simple título me atrapó tu lectura. Sigue escribiendo me gusta esa frescura. Saludos ala distancia. Mayra Morales Marmottan

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *