Poesía joven en español: Jorge Martínez (Torreón, 1994). Selección de Maximiliano Cid del Prado

 

 

Jorge Martínez (Torreón, 1994)

 

 

Géminis

 

 

confieso:

                nací humano en un país de humanos

                me depositaron           aquí

                sobre este par de extremidades

                en esta geografía inusual que no elegí

                y que poco a poco comienza a

                desintegrarse

 

soy yo: incluso me parezco

 

                pero tengo los pies en la tierra

                              en esta Tierra

                 que caminé en un catalejo y también

                 pisé a simple vista

                golpe de talón en esta tierra parda

 

                donde pronto me apresuré a buscarte pero

no eras la última astronave de la Tierra

                 ni el desierto

                 todavía más árido

                 de mi hostil planeta natal

 

 

 

 

reconozco:

 

                te vi por un telescopio

                aunque pudo ser a tiro de ojo

                porque el dedo galileo está ciego

                enlatado para siempre en un frasco sideral

                 espiga inerte y pedazo de carne y semilla y un atajo

por qué no

                 de certezas: apunta eternamente para arriba

                 pequeñísimo cilindro de acero

                 aljibe secreto que no observa

 

                 sin embargo desde ahí te vi: empañada y dulce

                engalanabas tu planeta incierto

                 y yo muy lejos del espejo que ahora miras

                 los pañales embarrados a mis corvas

                con este instinto paternal que me hace falta

                 abrazo             chupo              engullo

                un gigantesco telescopio que babea

 

 

 

 

afirmo:

 

                el amor no se puede medir en nanómetros

                ésa millonésima parte

                de ambos milenios que habitamos

                 porque en este sitio hace tiempo

                que los ríos no llevan agua

                y apenas y se siente el frío

 

                de este lado de la ecuación

                quiero decir

[ciencia + ficción]

                el resultado no es

[uno coma tres segundos de luz]

                 sino el trozo esencial de nuestra fábula

                también un par de coordenadas

[tres. uno. cero. cinco. uno. doblenueve. cuatro]

                que me dictan el día de tu cumpleaños

                un acelerador de partículas

                para escribirte por fin este poema que encabalgue

[la distancia exacta entre la Tierra y la Luna]

                y te diga también que te quiero

[te quiero mucho]

                 y que pronto iré a buscarte a tu galaxia ajena

                 ecuación lejana,

 

                                                                        Constelación Gemela

 

 

 

Jorge Martínez. Torreón, 1994. Estudió lengua y literaturas en la UNAM. Vive, escribe y lee, particularmente ciencia ficción, entre la Laguna y la Ciudad de México. Cree fundamentalmente en tres cosas: en el amor, en la literatura y en la vida extraterrestre. Ninguno es más importante que el otro.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *