Poesía española: Una selección “De la palabra cacería”, de Carmen Nozal

 

La primera edición de Palabra interior se realizó en el 2000 por la Universidad Nacional Autónoma de México. 59 p.

 

 

 

DE LA PALABRA CACERÍA

 

Carmen Nozal (España)

 

 

Como todas las noches

empaño los cristales de mi casa

para escuchar el corazón que galopa por el mar de la sangre

donde se hunden mis penas, el pan, estos propósitos,

hasta quedar sin aliento y con el corazón

mirándome del otro lado de la ventana.

 

 

 

 

 

Cuando digo luz,

se me olvida la palabra cacería.

 

El viento pasa sobre los versos

para llevarse el sonido

y dejar el campo.

 

La palabra permanece sobre las hojas de esta montaña.

 

 

 

 

 

Desde mis ruinas y en el centro

de esta lenta destrucción

te fui perfilando

para recordar de dónde vino la infancia

con sus trenzas de nieve

como si a los seis años

la sangre tuviera canas

y no pudiera

desde mi silla de ruedas

navegar como antes en los ríos

que se llevaban las carcajadas

tan gratuitamente como se llevan

ahora mis palabras estas piedras

a punto de dar a luz.

 

 

 

 

 

A la memoria de mi abuela materna

 

Aurelia sueña con la muerte,

dicta su testamento

desde el ático de la nostalgia.

Tiene la edad de un siglo, tiene paciencia

pero no tiene la tierra encima de los ojos.

 

Los árboles la miran inclinarse:

la confunden con el sauce de la iglesia.

Ella es pan y vino y agua contrastada

con el lodo que navega en la tumba de su hija.

 

Ella es sola.

Cizaña en mano la contemplan los vecinos:

todos muertos a destiempo, todos aterrorizados.

 

Aurelia mira el calendario,

mira el cielo en busca de una nube.

(Las nubes son ataúdes de Dios)

Pero el cielo amanece,

una vez más,

despejado.

 

 

 

 

 

Es imposible explicar la distancia.

 

No se puede decir: “amor, mina, silencio, humo en el alma”

y mirar un cielo distinto cuando se ha ido la tierra lejos,

que adentro de las venas el polvo sangra.

 

Digo que no se puede y en la garganta aves de piedra gimen.

 

Lejos, la vida continúa:

sucede el renacimiento,

la muerte de nuestra misma sangre.

 

Tan lejos, uno acaba solo en una mesa larga

con la mortaja de mantel

y las ausencias presentes de invitados.

 

 

 

 

 

Esta desolación se cuela por las grietas de las manos,

por los olores del tiempo, por las evocaciones con sabor amargo,

por los sonidos contundentes del silencio,

por las visiones de unos ojos comunes

que no saben profecías.

 

Por qué centenaria memoria

transita

que pasa por las uñas de los muertos,

por las pestañas de las ilusiones,

por los faraones que se ocultan de la luz.

 

Te lo pregunto

ahora que no existe resistencia.

 

 

 

 

 

Te equivocaste

y este error no fue como los otros

donde la sangre nada hacía en las palabras

ni en los actos heroicos del pensamiento.

Entonces eras un poco parecido a la ventana

abierta como una herida

que podía sangrar y tocar tierra

y por la sangre caída por la tierra,

ser un río de palabras libres,

de decisiones incluso accidentadas

sin trascendencia mayor

que aquellos años,

los mismos que ya tienen mis hijos

que son los tuyos

como tuyos también son estos versos.

CARMEN NOZAL. (España, 1964). Licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM y egresada de la Escuela de Escritores de la SOGEM. Ha laborado en la Casa del Poeta “Ramón López Velarde” y en la Subsecretaría de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura. Ha publicado Visiones de piedra, Premio de Poesía UNAM, 1991. Vagaluz, Premio Nacional de Poesía Elías Nandino, 1992.  Hacia los flecos del frío, Premio Nacional de Poesía Salvador Gallardo Dávalos, 1993. El espejo de Luzbel, premiado por la Universidad Veracruzana, 1994.  En el reino de la luz y otros poemas, publicado por el Ateneo Jovellanos de España, por ser finalista de dicho galardón internacional. Ha sido incluida en la Enciclopedia de Escritores Asturianos. Autora del cortometraje para animación Cuando Mister Cronos perdió el tiempo, premiado por el IMCINE.  En 2018 ha publicado República, editado por Parentalia y Zona Cero: 286, premiado por DEMAC. En 2019 ha publicado 43, libro de artista, Editorial Espolones. Actualmente, labora como directora de comunicación, prensa y difusión del Museo Nacional de Arte (MUNAL).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *