Poesía argentina: Glauce Baldovin (1928-1995). Selección de Marta Cwielong

 

 

La poeta Marta Cwielong (Argentina) prepara una selección de poesía argentina. Nos acerca a sus tradiciones, una de las más destacas de nuestra lengua del siglo XX hispanoamericano.

 

 

Glauce Baldovin (Argentina, 1928-1995)

 

Sufrió y vivió, como tantos otros, los años de dictadura que acosaron a nuestro país. El secuestro de uno de sus hijos la convirtió en sobreviviente.

 

 

 

 

La poesía sale de su oscuro rincón

me enfrenta

me mira desde sus ojos sin párpados

y me exige testimonio sobre el hambre

la persecución

el crimen.

 

Me conmina.

Me sentencia.

 

Y antes de esfumarse otra vez

deja en mis manos un afilado puñal de punta perfecta.

 

 

 

XII

 

Su secuestro

la ignominia fría     oscura    criminal

fue el último despojo al que me sometieron.

 

Y quedó mi estructura horadada

transformada en otras estructuras

pantera    víbora    halcón

despellejada

descorazonada.

Seguí viva rugiendo

girando en espirales hacia el centro de la tierra

el fuego.

Expeliéndose como lanza mortal hacia los cielos.

 

 

 

IX

 

El silencio es la violencia.

Pero más violencia es mezclar las palabras

confundirlas

trastocarlas

para que el silencio se vuelva error

y creamos que la paloma se transformará en dragón

y que aquel que se alimentó con nuestra sangre es el cordero.

 

 

 

La esperanza

 

Creo en la esperanza de los pueblos.

En la gran naranja jugosa del mañana,

 

mas no en la esperanza individual

cruel

prostituida

emponzoñada

sabedora de todos los disfraces: tórtola mensajera del amor

gallo de veleta que gira según las brisas arbotantes

 

un no me olvides brotando en la nuca una mano en espigas y mares

 

La esperanza es tan solo una araña sabia en las más oscuras cárcavas

mejor fortificadas

y en el veneno elaborado controlada con tal maestría

que sin matar perpetra la gran agonía:

inventa el milagro de la muerte y la resurrección cada vez con más dolor

con menos fuerzas

en un delirio que avanza en línea recta y se transforma en espiral

sin dirección.

Enloquecida.

Marta Cwielong, nació en Longchamps, Buenos Aires, Argentina. Ha publicado su obra bajo los títulos: Razones para huirDe nadieJadeo animalMorada (Valencia, España), Pleno de ánimasLas vírgenes terrestres, (Observación de poetas latinoamericanas, trabajo de investigación y creación). La orillaMemorias del hambre, (Ediciones POE Guatemala). 2 Poetas de Argentina, publicación compartida con Mariana Vacs, Ediciones Corazón de Mango, Colombia. No esperes que me anuncie, publicación bilingüe catalán-castellano compartida con el poeta valenciano Pere Bessó. Participa en numerosas antologías y festivales de Poesía de Latinoamérica. Su poesía ha sido traducida al catalán, polaco, italiano y francés. Embajadora de La Guacha Revista Nacional de Poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *