Poemas de Maja Haderlap (Austria, 1961)

 

 

 

Esta selección está publicada en Alforja. Revista de Poesía número VIII, 1999, pp. 17.

 

 

 

Maja Haderlap (Austria, 1961)

 

Traducción del alemán: Ricardo Corchado y Sabina Scherzer

 

 

 

aún recuerdo, estábamos sentados en el bosque

y masticábamos las hojas.

tú dijiste: en el interior crecen los hongos

de la guerra. al fermentarse, resplandece

bajo la piel el agua que envejece.

eso es el odio, mi amor.

mientras, extraje gusanos de

mi vientre, vi

al dios justo dar volteretas

y romperse las piernas vi

el fluir de la noche.

mi lunar se hinchó

y caracoles ascendían por el tronco del árbol.

¡algo podría pasar,

todo podría pasar!

mas tú me detuviste: ven,

dijiste, ¡ven! nada nos espera.

nadie cuida la casa.

 

 

 

 

en nuestra mesa se canta

estamos de luto, mas las bocas

están rojas y húmedas.

oigo hablar las lenguas

bajo el viejo olivo.

contemplamos el tronco nudoso

y decimos: ¡qué hermoso es este árbol!

¡y que él exista!

luego arrojamos luces,

pero con los rostros compungidos

sólo pescamos sombras.

en secreto guardamos el botín

en nuestras bolsas.

cantamos sin cesar:

¡nosotros! ¡tenemos, crecemos y somos!

aún no se pueden ver los mensajeros,

aún no se oyen los rumores de subversión.

pero estamos esperando precavidos,

estamos esperando.

 

 

 

 

el viejo

del sombrero negro saluda.

Estamos de pie en el círculo

y hemos quemado las fotografías.

ya no hablamos de

palas ni picos.

ya nadie visita la tumba de

sus padres.

como torres de vigilancia

se derrumban nuestras frases.

inentendidas, aunque cada palabra

sea descifrada en la extranjera

y abandonada orilla.

cabello gris cae de

las copas de los árboles, mientras

el viejo saluda y

nosotros ardemos tan raro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *