Poesía

No “testigo de mi tiempo”: Gil Jouanard (Francia). Traducción de David Noria

 

 

 

 

No “testigo de mi tiempo”

 

Gil Jouanard

Traducción David Noria

 

 

Testigo: es lo que quisiera haber sido. No “testigo de mi tiempo”, sino testigo intemporal de aquellos eventos capitales que ocurren fuera de todo punto de referencia histórico. Testigo no de las fluctuantes tribulaciones de la sociedad humana, sino de las fulguraciones que se eternizan en la memoria y acaso en los genes de cada uno. Testigo del estremecimiento de las hojas cuando, a las seis de la mañana, la brisa se levanta, y del oscuro presentimiento que retiene a alguien de ir más allá, o a otra parte, o simplemente más lejos. Testigo de esa dicha informulable cuando, de improviso, se descubre el mundo por la milésima vez. Testigo de los prodigios y de las modestas apariciones que cambian todo y no cambian nada y que, en primer lugar, son y permanecerán informulables.

 

 

 

 

Gil Jouanard (Aviñón, 1937-Aviñón 2021), poeta francés, animador de festivales y asociaciones culturales y literarias, como la Feria del Libro de Aix-en-Provence. Es autor de una vasta obra de más de cincuenta títulos. Colaboró en revistas como Action Poétique, Argile, Exit, Arfuyen, Revue de Belles Lettres, Sud, Solaire, Alphée, In’hui, Port-des-Singes, Autrement, Vagabondages, Grande Nature, Limon, NRF, Caravanes, Recueil, Voix d’encre.

 

 

 

 

 

David Noria (Ciudad de México, 1993), maestro en Historia de la Filosofía Metafísica por la Universidad de Aix-Marsella y licenciado en Letras Clásicas por la UNAM. Autor de Nuestra lengua. Ensayo sobre la historia del español (UNAM-Academia Mexicana de la Lengua, 2021). Ha colaborado en revistas como Apulée, La Tigre di carta, Claves de Razón Práctica, Cuadernos Hispanoamericanos, Letras Libres, entre otras.