Los Mayores. Poesía de Esther Seligson

 

Esta muestra de poesía se seleccionó de Negro es su rostro. Simiente (Fondo de Cultura Económica, 2010).

 

 

 

Oración del retorno

(Tikún)

Esther Seligson

 

El fondo de las cosas no es la muerte o la vida

El fondo es otra cosa

que alguna vez sale a la orilla

Roberto Juarroz

Poesía Vertical

 

 

I

 

Soy el agua entre meandros de brillo desnudo

soplo que traza huellas en silencio mientras corre

libre el aliento del sol

inflama mi cuerpo de rocío

y nube

 

Entre remolinos desquiciados soy viento

que revuelve hojas secas papeles

los brazos extiendo infinitos

y beso con húmedo enlace

del espacio cualquier resquicio

 

Viña madura me enracimo bóveda

agua desnuda fluyo fama estrella fruto

respiro sin argucias

el lodo ocre que me habita.

 

 

II

 

Hacia ti Madre camino de nuevo firme pisada

no busco albergue o nido

como bozo joven la piel doliente renace

la voz rajada canta

diría que vuelvo del infierno

si no fuera tan obvia escena pero es clara aún

la ceniza en mis ojos la huella de cal en los huesos

un sabor a chamusquina en la garganta

un dejo de carbón en mis palabras

 

De entre las viejas heridas he trillado el rencor

la oscura rabia del niño huérfano

he separado las cáscaras

astillas de la memoria

culpable

la nostalgia

no retorno virgen no

ni siquiera más sabia sólo apenas

un poco más maleable

arcilla arcaica para Tus manos Madre

barro liviano y espeso

sin litigios

 

Litoral a Tus pies me inclino

Tú botarás el navío

Tú trazarás la ruta.

 

 

III

 

Hacia ti Madre se desvían mis raíces

fragante el limo que las anuda pisando voy el umbral

donde Tus pasos se hunden

renuevo púrpura

con el velo de Tu majestad me vestiré

descalza para no profanar Tu recinto

humilde

suplicante me inclinaré

 

Negro es Tu rostro Madre

lo pulieron sin piedad mis sueños

oscuro como la disolución bruñida luz de plata

Tus pezones dibujé con cera fina

zarcillos

se engalana entre Tus muslos la mago que hurga

secretos parajes sobre el abismo que Te habita

sombra líquido silencio

tejí amarras en Tus cabellos trenzados

 

Zarpar al centro de Tu centro

perder en el origen la desconocida errancia

en maderas de ébano tallé

el contorno de Tus labios

no sonreías Madre no

cruel

absorta me devoré a mí misma

y al hijo no nacido

 

Inmenso es el baile de la muerte

el ritmo pendular con que trasiega

ribeteada de flores la guadaña

rasga la pasión del centinela

confunde el pudor de la doncella

alas lleva el esqueleto en cada vértebra

el filo de una luz nítida

que se diría invisible.

 

 

IV

 

De la cosecha Madre resérvame las espigas doradas

la risa abierta del niño

la piedra angular quemada antes de la lluvia verde

el arrebato del primer abrazo

en la primera noche matriz azul

 

Del despertar de los capullos Madre

dame las hebras de rocío

sus gotas de pulido ámbar

el suave tejido de la mariposa efímera

la celebración de sus nupcias con la vida

que el crepúsculo me encuentra ahíta

de espesas mieles

 

Empuñaré la hoz con el ímpetu viril del guerrero

ceñida con cinturón de acero

colocarás mi cuerpo en la Torre de los Buitres

maderas de bosque resinoso calcinarán la ofrenda

y en cuanto a los restos

que sean primicias en Tu templo.

Esther Seligson. Nació en la Ciudad de México el 25 de octubre de 1941; muere el 8 de febrero de 2010. Poeta, narradora, ensayista y traductora. Estudió Lengua y Literatura Hispánicas, así como Literatura Francesa en la FFyL de la UNAM; la Maestría en Historia del Arte en el Instituto de Cultura Superior (SEP); realizó diplomados en el IFAL, en las universidades de La Sorbone y de Bordeaux con temas de historia, Edad Media y filosofía; con temática judía en el Centre Universitaire d’Etudes Juives en París, y en el Mahon Pardes de Jerusalén. Ha sido profesora de historia del teatro, teatro y mito, historia de la cultura, historia de las ideas, pensamiento judío, arte de la Edad Media y religiones comparadas en instituciones y escuelas pertenecientes a UNAM, INBA, INAH, UAM, SEP, CADAC, CENCA, CEJ, ICS, UH; coordinadora del proyecto “Arte escénico popular” de la Dirección General de Culturas Populares (1977-1979); miembro del consejo de asesores del CUT y del consejo de redacción de la revista Escénica de la UNAM. Traductora de Emmanuel Levinas, E. M. Cioran, Edmond Jabés, Virginia Woolf, Marguerite Yourcenar, entre muchos otros. Colaboradora de Casa del Tiempo, Cuadernos del Viento, Diálogos, Diorama de la Cultura, El Urogallo (España), Escandalar, Escénica, Fem, Fractal, Hispamérica (Estados Unidos), La Cabra, La Jornada, Los Universitarios, Noaj (Israel), Ovaciones, Plural, Política y Cultura, Proceso, Revista de Bellas Artes, Revista Documenta CITRU, Revista Mexicana de Literatura, Revista Universidad de México, Siempre!, Unomásuno, Vuelta, y X. Becaria del CME, 1969. Premio Xavier Villaurrutia 1973 por Otros son los sueños. Premio Magda Donato 1979 por Luz de dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *