Lana Derkač (Croacia). Traducción de Željka Lovrenčić

 

 

 

 

Lana Derkač (Croacia)

 

Traducción de Željka Lovrenčić

 

 

 

EL SAHARA AL QUE NO PREOCUPA EL COMPÁS

 

No sé delimitar dónde en la palma de la mano

empieza exactamente el Sahara,

se notan muy bien

los arrumes de arena que forman las dunas.

Pero, en este Sahara nunca hubo

cuarenta y nueve grados

cuantos los hubo cuando el guía

con el grupo anterior visitaba

las dunas al sur de Zafrane.

En el Sahara de mi piel no hay

ni vida, salvo que de vez en cuando

mis fatamorganas se mueven en él

como camellos.

En él, la lluvia a menudo duda

en caer o no caer; no tiene carácter

tan fuerte y tan austero como

en el desierto original. Simplemente

se olvida del compás.

En mi Sahara, sin embargo, es posible

acampar y levantar la carpa hasta de la sal de Pag

y no sólo de aquella de Chott El Jerida

del color rosa suave: porque en él

las distancias geográficas no significan nada.

Él devora saludos y contactos

como el Sahara original devoró

las rosas desérticas así que ya hace años

las consiguen los comerciantes; por una

en este momento regateo.

 

Pero no puedo encontrar la respuesta

¿cómo algo como es el Sahara se puede

de manera tan fácil trasplantar al tejido humano?

Ni ¿quién y por qué lo trasladaría justamente ahí?

 

 

 

 

ANTES DEL LIBRO

 

Antes del libro la serpiente dejó su piel

y el árbol engruesó. La copa desabrochó

su sostén sin preguntar cómo reaccionaría

San Leonardo mientras se empina hacia el sol

del fresco en la capilla forestal.

Habría que traer el agua y poner fuentes

en la cascada, antes del libro.

El río educó el cañón y hasta su embocadura,

antes del libro, miles de veces enderezó su carácter.

Y el cañón, amainaba el movimiento al inquieto río.

Pero la creación del libro incluía y el Mediterráneo.

Se bajó de los Alpes al olivar.

Y ya antes del libro los pies de los árboles

tenían artrosis y se hicieron más inertes

de lo que son.

Antes del libro Dios en el Adriático prendió la radio

y el mar fue el altavoz.

Antes del libro, en Crikvenica la sopa preparada

por mi madre hierve tan gentil y silenciosamente

que ella ni siquiera la nota.

 

 

 

 

 

Lana Dercak (Croacia). Es una poeta croata nacida en 1969 en Pozega. Junto a la poesía también ha probado con otro tipo de géneros literarios. Ha recibido varios premios, y sus textos han sido publicados a una docena de idiomas. Este poema, Contrato con el polvo, ha sido traducido al castellano por Zeljka Lovrenic.