José Filadelfo García Gutiérrez (México)

 

 

 

José Filadelfo García Gutiérrez (Ciudad de México, 1982)

 

 

 

 

El instante hundido

 

Como se mecen las hojas

en el árbol enroscado,

así cae mi alma

en el silencio evaporada,

ir y venir en gracia,

sorpresiva libertad

recóndita

bajo el azufre del mundo,

un despertar con flauta

mientras duerme el tiempo,

fugaz gorrión

que escapa

y en el horizonte explota,

donde el pasado se pierde

y esa alma, nutrida,

se enaltece;

de mar tranquilo

la barca ya se orienta,

y en serena enormidad

los remos no se mueven

y, sin embargo, arden,

gotas inquietas

del color del asombro,

quieto en el presente

los retratos se empañan,

caigo lento

entre frutos carnosos

que me arrancan

el pecho a mordiscos

de lobo;

nadie que habite

el reposo de esta alcoba

de hojas.

 

Y, de pronto,

llueve.

 

 

 

 

De rodillas

 

Con las rodillas puestas

en el rincón de la conciencia,

miro la oración con la furia

de quien se lo lleva la ola.

 

Suave el oleaje,

como el despecho,

que a garganta pelada

quema, tal hoguera,

cuerdas vocales balbucientes.

 

Encimoso enemigo

que descalzo camina

por lugares sagrados:

 

o soy yo el que camina

o es el otro que es grande,

no caeré en la mentira

del cardillo fugaz,

es el demonio que obstina

su apariencia en mis carnes.

 

Atento me guardo, al orar,

de pensar en palomas,

pues la sombra es más grande,

y cobija, siniestra,

mi candente ignorar.

 

Qué es orar sino, loco,

aprender a esperar.

 

 

 

 

Impedimento

 

Pensar en soledad,

como ante un muro,

socava el alevoso descubrir

que, con sutil embudo,

devuelve un paraíso analfabeta,

pensar sin saber,

dolosa espera,

y tibia sombra que suprime

la ausencia de un lo sé que,

sin romperse,

delata la pregunta tiesa;

con vaguedad

se demora la gloria

de conocer, del mundo,

su techo consagrado,

las aspas de un avión

que se hace ángel;

pensar sin rumbo divide

al ignorante al consolarlo

con dádivas de luz

entre el estiércol;

buscar raíces,

como un ciego,

en la apariencia,

ignorante

que confronta puertas

sin cerrojo,

muro que crece

como el tiempo

y encima

me sonríe.

 

 

 

 

José Filadelfo García Gutiérrez (Ciudad de México, 1982). Escritor, editor e investigador literario, maestro en Literatura Hispanoamericana. Lisonjas (poesía, Luz María Gutiérrez Editores, 2000) y la antología de cuento y poesía Cantos y Enfermedades (Oso Hormiguero Ediciones, 2002). Su poesía fue publicada en libros, periódicos y revistas, como Oráculo y El Financiero. Obtuvo la Presea al mérito en la cultura José Recek Saade en 2017.