Poesía

Georgina Ramírez (Venezuela)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Georgina Ramírez (Venezuela)

 

 

Del libro Daño oculto (OT editores, 2015)

 

 

MANTIS

 

Se abre la pierna para fracturar el mundo

 

Y la boca

que en vano intenta desviarse

se enreda

 

Un caudal en ráfaga

hace estragos

los olores arañan

 

la lengua devora todo resto

cae rendida ante el follaje

perece

 

Hay presas que merecen ser mordidas

 

 

 

 

INTEMPERIE

 

Él le regala su último adiós

La despide con la mirada envejecida

como quien ha visto tanto amanecer a su lado

que conoce todas las noches de su cuerpo

 

Ella le sujeta el alma

la anuda con palabras que ya no dicen

que son sólo errancia

Promete otra noche

una última noche estragada que no sepa de mañanas

que estalle en el temblor de las carnes

 

Hay recuerdos que no saben despedirse

 

 

 

 

CREDO

 

No basta una plegaria

divagar en la tiniebla te ha extraviado

he nadado en la locura

y en tu nombre

madre

hoy me confieso

 

De pronto tus alas desconocieron el vuelo

y estalla en la ventana el mañana

la luz se hace miedo

te pierdo

 

No supe de esta oscuridad que eras

y deshago los peldaños que me llevan a tu infierno

ya no hay camino en ti

 

Se diluyen los días que te nombran

 

Nunca has sabido levar anclas

quizá por eso el naufragio

la deriva en los ojos

 

 

 

 

AZRAEL

 

Ya no la pluma

 

de mi boca emana toda la sangre que me fue dada

 

voy engulléndome de a poco

 

degluto mis dedos

atragantada de mí sigo intacta sobre su espalda

 

La flama se enciende

acelera el exterminio del ángel

con él me consumo a pedazos

 

me disuelvo mientras me posee

nada queda de mí

 

Sólo las alas

 

 

 

 

El ÚLTIMO ALFABETO

 

Te aprendí

en todos los idiomas

hasta el peso exacto de tu cuerpo

 

tu mirada

tus caminos

 

Estabas

entre mis manos

y no pude percibirte

sostuve mi puño

para no perderte

 

sólo la nada

me pertenece

 

 

 

 

Del poemario Postales de Georgia

 

AFRICA

 

Hambrienta

preparo la celada

percibo el temblor de tu cuerpo

 

Salivo   atenta a la mordida

mientras advierto la palidez en el rostro

destilan los fluidos

 

Me arrastro en acecho

olfateo el espacio

ese olor exasperado

 

soy puro instinto garras y dientes

alerta a la presa

aullido que ahoga en la entrepierna

 

Licántropo sediento

que aterriza en tus hechuras

 

no temas

 

Soy un animal domesticado

 

 

 

 

Partir

es siempre partirse en dos

Cristina Peri Rossi

 

UN POEMA LLAMADO PAÍS

 

No es solo partir

y dejar el hambre en las esquinas

 

Es escuchar en tu idioma

palabras ajenas

 

Explicar la miseria que te curte la piel

y te inunda la mirada

 

Defender la dignidad

de las siete estrellas tatuadas

 

partir es partirse

van pedazos de ti

sin ti

recorriendo caminos

que no conducen

 

Partes con el hambre de todos

en la espalda

y cada bocado duele

por el que nada

lleva a la boca

 

y buscas algún sabor

que llene tanto vacío

 

Así se parte

así nos partimos

 

mientras vamos en trenes

que nunca llegarán a casa

 

 

 

 

AZORES

 

Esta isla que hoy habito

tiene tu nombre

 

llegué aquí de tanto naufragio

contenido en el pecho

 

primero fui sirena

luego sal

 

en mar también

me convirtió tu partida

 

un cuerpo

vestido de ausencia

 

de a poco

el agua fue cesando

y solo quedó el vacío

esta hoja ya no en blanco

un fragmento de tierra

atracado a un poema.

 

 

 

 

4900 kilómetros

 

Perdona que te llene la tierra de nostalgia

estoy anegada y me desbordo

Mi país hoy es un animal herido

y yo muerdo por él

Somos llaga

lamento

y exilio

llevamos un dolor en los hombros

Queremos ser sonrisa

lo juro

pero la boca se niega a esbozar el gesto

porque en mi país hay hambre

y yo no puedo dormir

con tanto estómago vacío

Mis niños mueren

en las calles y en los hospitales

porque alguien decidió que esas vidas no valen

y los encarcelan

aunque no lo creas

a mis niños los ponen tras las rejas

y les pegan

y ellos no entienden

así no se juega a los soldaditos

mis niños sufren

y por eso hoy

yo que estoy lejos

inundo tu tierra

con mi llanto

 

 

 

 

ERRANCIA

 

Después de tantos pasos

hubo uno que me hizo extranjera

 

Todo sigue igual

sólo que la lágrima

cae ahora

en otro idioma

 

 

 

 

 

Georgina Ramírez, Nació en Caracas Venezuela en el año 1972. Actualmente reside en Santiago de Chile Licenciada en Trabajo Social especialista en Dinámica de grupo, Arteterapeuta. Creadora y directora del movimiento cultural LA PARADA POÉTICA. Sus poemas han sido publicados en las antologías poéticas: El Ojo Errante (Venezuela); La Mujer Rota (México); La voz de la ciudad (Venezuela); Miradas y palabras sobre Caracas, para bien o para mal (Venezuela); Arte Poética (Argentina); 102 Poetas Jamming (Venezuela); Aquel invierno que gritamos (España). Autora de  Piel de Durazno (plaquete de poesía) Taller Editorial El pez soluble; Lo que calla la noche, Ediciones del movimiento

Daño oculto, Oscar Todtmann editores y Postales de Georgia, LP5 Editora. Administradora de los blogs: poesía-en-georgia.blogspot.com y laparadapoetica.blogspot.com

Twiter: @georgiatwitea y @laparadapoetica

Instagram: @georginaramirezavile y @laparadapoetica