Formas breves de la poesía japonesa. Poemas lunares: Zapais, wakas y senryus. Edgar Aguilar (México)

 

 

 

Roxana Dávila Peña organiza un índice de poesía bajo el carácter de las formas breves de la poesía japonesa. La imagen que acompaña la publicación es creación de Fabricio Vanden Broeck para la publicación Taller Igitur, elaborada con tinta china sobre papel de algodón de la India.

 

 

 

 

Poemas lunares de origen japonés

Zapais, wakas y senryus

 

 

Edgar Aguilar

 

 

 

Ebria la noche;

embriagado de luna,

¡vacío el vino!

 

 

 

 

*

 

¿Me observará

esa luna que miro

cuando la miro?

 

 

 

 

*

 

En las alturas,

cada vez que la miro,

¡la luna es mía!

 

 

 

 

*

 

Claro de luna:

Albo rastro de sombra

bajo la luz.

 

 

 

 

*

 

El lado oscuro

de la luna: el envés

de su reflejo...

 

 

 

 

*

 

Al contemplar

las estrellas, la luna,

¿qué ver aún?

 

 

 

 

*

 

Ondas de luz.

Se refracta la luna:

mar de cristal.

 

 

 

 

*

 

Alta marea.

En cielo desbordado,

cuerpo de luna.

 

 

 

 

*

 

Ve su reflejo

en el lago la luna.

¡Qué vanidad!

 

 

 

 

*

 

Charco extasiado:
prendida está la luna
en su reflejo.

 

 

 

 

Edgar Aguilar (Xalapa, México, 1977) es poeta y narrador. Premio de Poesía Jorge Cuesta (2000). Ha publicado Ecos (poesía, 2007), La torta y otros relatos menos crueles (cuento, 2010), Trazos fugaces. Juegos de luz y sombra (haikus, 2016), Poemas de un loco (poesía, 2016), El hombre de la casa de al lado (cuento, 2017), Manchas de tinta (aforismos y breves dictados, 2019) y Poemas de un necio (poesía, 2021). Imparte talleres de haiku, cuento y memorias.

 

 

 

Roxana Dávila Peña (Ciudad de México, 1968). Es haijin. Actualmente imparte el Taller permanente de haiku. Fundadora de Talleres y Cultura México. Es Lic. en Ciencias de la Comunicación. Diplomada en Literatura Mexicana del Siglo XX por el INBA. Tesista de la Maestría en Filosofía en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Es autora del libro Desde la raíz, libreta de haiku, publicado en 2016, por Editorial Dragón Rojo. Algunos  de sus haiku aparecen en La Revista de la Universidad de México, en Círculo de poesía, Revista electrónica de literatura, en la publicación semestral Tema y Variaciones de Literatura, Haiku: poética y transculturación por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco y en la Revista Literaria Taller Ígitur de la cual es responsable para la sección de Poesía breve de origen japonés. También ha colaborado con la revista sueca La libélula vaga, para la revista bengalí Teerandaz y para la plaqueta argentina Espacio Luna Alfanje COVID – 19.  Recientemente fue seleccionada para incluir sus haiku escritos originalmente en inglés para la elaboración de un saijiki universal en Haiku University de Japón. Invitada a compartir sus haikus en distintos recitales en Cuba y Costa Rica. Ponente en el Taller de Iniciación al haiku. Algunos de sus senryū, haikai, muki y haiku han sido traducidos al japonés, al inglés y al bengalí.

 

Foto: Rogelio Cuéllar

 

 

 

Fabricio Vanden Broeck. Nace en 1955, en la Ciudad de México. Licenciado en Diseño Industrial por la Universidad Iberoamericana, con maestría en Diseño por la ECAL, Lausanne, Suiza, su actividad profesional se ha orientado a la producción artística, la ilustración tanto editorial como de libro infantil, la docencia, la publicación de ensayos sobre diseño e imagen, y, más recientemente, la conceptualización y edición de proyectos editoriales. Sus ilustraciones han sido publicadas en The New York Times, La Vanguardia (Barcelona), Libération (Paris), El Mundo del siglo XXI (Madrid) y la revista El Malpensante (Bogotá). Ha sido ilustrador de la revista Letras Libres donde además fungió como editor de ilustración desde su lanzamiento en 1999 hasta 2013. Fué también colaborador del periódico Reforma ilustrando el suplemento político Enfoque, de 1993 a 2008. Desde 2013 colabora con la revista Nexos en la conceptualización y resolución de las portadas.

Ha ilustrado numerosos libros para niños y jóvenes en editoriales e instituciones culturales de México, Estados Unidos, Canadá, Japón, Italia, Colombia y Venezuela. Ha recibido importantes reconocimientos, tanto en México como el extranjero.

En 2010 fue el candidato de México al Premio Hans-Christian Andersen en la categoría Ilustración, la distinción más importante a nivel internacional dentro del campo de la literatura infantil y juvenil, otorgada por el gobierno de Dinamarca.