Dino Campana (Marradi, Italia,1885–1932). Traducción: Antonio Nazzaro

 

 

 

 

 

Estos poemas harán parte de la antología: Dino Campana Suramericano de próxima publicación por el sello Abisinia Editorial (Argentina).

 

 

 

 

Dino Campana (Marradi, 1885 –1932)

Traducción: Antonio  Nazzaro

 

Revisión: Elizabeth Uribe Pérez

 

 

 

 

Buque en viaje

 

El mástil oscila a golpes en el silencio.

Una tenue luz blanca y verde cae desde el mástil.

El cielo límpido en el horizonte, cargado de verde y dorado después

de la borrasca.

El cuadro blanco de la linterna en lo alto

ilumina el secreto nocturno: por la ventana

las cuerdas desde arriba en triángulo de oro

y un globo blanco de humo

que no existe como música

encima del círculo con los toques del agua en sordina.

 

 

 

Bate bote

 

Ni el bote

Que se bate,

Con los botes que bate

De una aurora

En la proa

Brilla un ojo

Incandescente:

(Mi paso

Solitario

Bebe la sombra

Por el Quais)

Ni la luz

Uniforme

De los botes

A la ciudad

Solo el paso

Que en la noche

Solitario

Se bate

Por la noche

De los botes

Solitario

Bate:

Tan vasta

Tan ambigua

Por la noche

¡Tan pura!

El agua (el mar

¿Qué la exhala?)

En las rutas

En la noche

Bate: ciego

Por las rutas

Dentro del ojo

Inhumano

De la noche

De un destino

En la noche

Más lejano

Por las rutas

De la noche

Mi paso

Bate bote.

 

 

 

Campana y el amor de su vida: Sibilla Aleramo

 

En un momento

 

En un momento

Se marchitaron las rosas

Los pétalos caídos

Porque yo no podía olvidar las rosas

Las buscábamos juntos

Habíamos encontrado a las rosas

Eran sus rosas eran mis rosas

Este viaje llamábamos amor

Con nuestra sangre y con nuestras lágrimas hacíamos las rosas

Que brillaban un momento al sol de la mañana

Las habíamos marchitado bajo sol entre los espinos

Las rosas que no eran nuestras rosas

Mis rosas sus rosas

 

P. S. Y así olvidamos las rosas.

 

(para Sibilla Aleramo)

 

 

 

*****

 

(dedicada a Sibilla Aleramo)

 

Le amé a usted en la ciudad donde por solas

calles se posa el paso languidecido

donde una paz tierna que llueve

por la noche al corazón no sacio y no arrepentido

vuelve a una ambigua primavera en violetas

lejanas sobre el cielo palidecido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bastimento in viaggio 

 

L’albero oscilla a tocchi nel silenzio.

Una tenue luce bianca e verde cade dall’albero.

Il cielo limpido all’orizzonte, carico verde e dorato dopo

la burrasca.

Il quadro bianco della lanterna in alto

illumina il segreto notturno: dalla finestra

le corde dall’alto a triangolo d’oro

e un globo bianco di fumo

che non esiste come musica

sopra del cerchio coi tocchi dell’acqua in sordina.

 

 

 

Batte botte

 

Ne la nave

Che si scuote,

Con le navi che percuote

Di un’aurora

Sulla prora

Splende un occhio

Incandescente:

(Il mio passo

Solitario

Beve l’ombra

Per il Quais)

Ne la luce

Uniforme

Da le navi

A la città

Solo il passo

Che a la notte

Solitario

Si percuote

Per la notte

Dalle navi

Solitario

Ripercuote:

Così vasta

Così ambigua

Per la notte

Così pura!

L’acqua (il mare

Che n’esala?)

A le rotte

Ne la notte

Batte: cieco

Per le rotte

Dentro l’occhio

Disumano

De la notte

Di un destino

Ne la notte

Più lontano

Per le rotte

De la notte

Il mio passo

Batte botte.

 

 

 

 

 

In un momento

 

In un momento

Sono sfiorite le rose

I petali caduti

Perché io non potevo dimenticare le rose

Le cercavamo insieme

Abbiamo trovato delle rose

Erano le sue rose erano le mie rose

Questo viaggio chiamavamo amore

Col nostro sangue e colle nostre lagrime facevamo le rose

Che brillavano un momento al sole del mattino

Le abbiamo sfiorite sotto il sole tra i rovi

Le rose che non erano le nostre rose

Le mie rose le sue rose

 

P.S. E così dimenticammo le rose.

 

(per Sibilla Aleramo)

 

 

 

***

 

(dedicata a Sibilla Aleramo)

 

Vi amai nella città dove per sole

strade si posa il passo illanguidito

dove una pace tenera che piove

a sera il cuor non sazio e non pentito

volge a un’ambigua primavera in viole

lontane sopra il cielo impallidito.

 

 

 

 

 

Antonio Nazzaro (Turín, 1963). Periodista, poeta, traductor, video artista y mediador cultural italiano. Fundador y coordinador del Centro Cultural Tina Modotti. Colabora con la revista italiana de poesía Atelier y con la revista Fuori/Asse y con Laboratori Poesia. Es responsable de la colección de poesía de la casa editorial  Edizioni Arcoiris Salerno. Colabora con la revista venezolana Poesía y la chilena Ærea y la revista argentina Buenos Aires Poetry entre otras. Ha publicado en 2013 el libro Olor a, Turín Caracas sin retorno en italiano y español y en 2017 Appunti dal Venezuela. 2017: vivere nelle proteste, ambos libros por la casa editorial Edizioni Arcoiris Salerno. Ha sido traducido y publicado en diferentes antologías nacionales e internacionales. En septiembre será publicado su primer poemario bilingüe:  ”Amor migrante y el último cigarrillo” por la casa editorial chilena RiL Editores, el mismo libro será también publicado en Italia por la editorial Edizioni Arcoiris Salerno.  En septiembre será publicada con la editorial Arcoiris la traducción de la antología sobre la “Generación sin nombre” de la poesía colombiana preparada por el poeta y ensayista  Federico Díaz Granados.

 

 

Dino Campana (Marradi, 1885 –1932) es una figura controvertida, fascinante y anómala en su condición de poeta en la Italia del primer Novecento. Ha sido definido como poeta simbolista (“el Rimbaud Italiano”), expresionista, hermético, moderno y experimental. Uno de los elementos cautivadores de Campana es la particularidad del lenguaje de sus textos, líricas y poemas en prosa y también su vida de inadaptado, anárquico, consumidor sin medida de experiencias y sometido por la locura en toda la parte final de su breve vida.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *