Entrevista a Laureano Huayquilaf (Argentina): Grito de río. NO ES NO. Por Melina Sánchez

 

 

 

 

 

 

Grito de río. NO ES NO

 

 

Un poeta tehuelche alza su voz en defensa del río, contra las mineras.

Hablamos con Laureano Huayquilaf sobre su último libro, sobre la poesía y sobre cómo la literatura acompaña las luchas de los pueblos. Este sábado 5 de junio se presenta en Puente Hendre, Trelew.

 

 

Melina Sánchez

 

 

“Chubut es vida

Mineras al carajo

Chubut resiste”

(Grito de río, Laureano Hauyquilaf, Edit. Facón Grande, Trelew, 2021)

 

 

Son las doce de la noche de un largo día de lucha. En medio de los cortes tan resonantes en los últimos tiempos en el sur argentino, me concede esta conversación el poeta. Serán varios días de charla, a las doce de la noche, después del corte de la Ruta 3, en sintonía con el de la Ruta 40, en diálogo con el reclamo por las paritarias, de pie contra las mineras, porque NO ES NO.

Hace tan solo un par de semanas, todo el pueblo chubutense estaba movilizado, y toda la ciudad en alerta. La lucha es algo que caracteriza a este pueblo y parece que les viene como herencia de esa Patagonia rebelde en medio de la que están. Toda la gente salió a la calle, cortó, por días y noches, y hasta que no presentaron el recurso de amparo que pide participación de las comunidades mapuche-tehuelches en la consulta, y se suspendió el tratamiento de zonificación que habilitaría la megaminería, no volvieron a sus casas. Siguen en alerta porque reciben ofensivas todo el tiempo. Entre las últimas noticias un titular dice: “Intendentes piden la zonificación porque reducirá el desempleo”, y otra vez es el pueblo el que tendrá que volverse maestro y explicar las mentiras que esconden este y otros tantos títulos.

Como un desafío urgente aparece un poemario, una forma breve, cuando lo que hay que decir es contundente. “No, no tienen nada que ver con la literatura japonesa. Las formas breves me nacen desde siempre, me surgen naturalmente.” Aunque también escribe poemas largos, si se googlea a Huayquilaf es muy probable que primero aparezcan esas formas breves. Y si intentamos abstraernos y pensar alguna particularidad de Huayquilaf en relación con otros y otras poetas indígenas, muy probablemente también aparezcan de relieve esas formas breves.

Pero es la primera vez que escribe un poemario compuesto por haikus. Como desafío. Que no sobren palabras para decir lo importante, para visualizar lo imprescindible, que a simple vista se vea, como si estuviera en el medio de la ruta, como todos esos cuerpos que estuvieron tantas noches en el medio del frío cortando, como esa noche incluída.

Hay en los poemas de Huayquilaf un cruce entre las nociones de cuerpo y territorio, que condensan temáticas como las de pueblos originarios, política, lucha, ecología, género, trata… “Hay una columna vertebral en alguna medida” que hace dialogar los poemarios entre ellos. “Existe un enorme desafío en escribir breve pero contundente.” Ahí es donde el lápiz se vuelve una herramienta al servicio de la lucha.

Facón Grande es la editorial que lo publica. Es llevada adelante por Lorena y Pablo. El proceso de edición de sus libros se da de forma totalmente artesanal.  Es una editorial local independiente. Comenzó en 2019 y hoy ya tiene en catálogo más de 90 libros. La pandemia los mandó a la casa y es en la calle donde más venden. Pero ya con ese aprendizaje avanzaron en la venta a domicilio y van por todo Trelew. “Una de las prioridades de esta editorial es ofrecer los libros a precios realmente accesibles para los lectores así como también para los autores.”[1] Facón Grande toma su nombre en honor a José Font, obrero referente de las luchas rurales en 1920 en Santa Cruz, que es ya parte de la identidad patagónica.[2] Hay también otras publicaciones de autoría indígena en el catálogo, al que se suma ahora también Laureano. Nos cuenta Pablo, cómo eligieron publicar el último libro del poeta:

“Nos encontró en una feria en una plaza y le gustó lo que estábamos haciendo como editorial. Laureano es muy conocido en Trelew, como poeta, como activista cultural y como vecino luchador de causas justas como el cuidado del medio ambiente.

Después se nos hizo muy sencillo ponernos de acuerdo para la publicación, porque él tiene las ideas muy claras de lo que quiere como poeta, que es ni más ni menos que difundir su obra lo máximo posible. Y más que elegir publicarlo, diría que tuvimos el honor de publicarlo.”

Laureano escribe desde toda la vida. Grito de río. No es no, se presentó por primera vez semanas atrás.  La presentación se hizo en medio de la pandemia y de los cortes de ruta en el sur que aunaban varios reclamos: contra las mineras, por las paritarias, por los sueldos docentes. Se reunieron algunos allegados en una lectura íntima, a la que los días posteriores siguieron jornadas de difusión del poemario, por distintos espacios públicos de Trelew, hubo pegatinas poéticas por las calles de la ciudad y también por cerca del río. De tal forma que partes significativas del poemario se pueden leer por ejemplo, en un poste de luz, en una pared, caminando por la ciudad.

 

Dicen de Laureano sus editores que nació:

“…en Trelew en 1968. Lleva más de 25 años escribiendo poesías y recitando sus versos por distintas calles, escenarios y ciudades.

Desde el año 2005 hasta la fecha ha publicado:

-Pedregullo (2005)

-Ciudad cigarro (2006)

-Aguada de cencerro (2009)

-Inmigrancia (2013)

-Profundidos (2013)

-Situaciones líquidas (2014)

-Gotala (2016)

-Tierra desnudez (2018)

-Pelambre (2019)

-Los cueros de la luna (2020)

Grito de Río- No es no (2021), es su último libro y a nosotros nos da muchísimo gusto ser la editorial que lo publica y lo tiene a la venta.”

 

 

Le pregunto por chat y responde “a vuelta de correo”:

 

¿Cuándo empezó a escribir? ¿Porqué?

 

Lo hago desde siempre, desde mis comienzos en la escuela primaria. Ahí precisamente me inculcaron el hábito de la lectura y la comprensión de texto y finalmente la escritura. Proceso que fui adaptándolo a mi vida cotidiana con el correr de los años. Hoy, si me pongo a pensar porqué lo hago, llego a la conclusión de que es por una necesidad interior inevitable, una cuestión permanente de búsqueda, más allá del razonamiento e intelectualidad.

 

 

¿Nos puede contar sobre su pueblo?

 

En lo personal, no puedo contar más allá de lo que la historia dice. Nací en un pueblo (Trelew), por aquél entonces con aires de ciudad, provocado esto por la cantidad de colectividades que se agrupaban en el lugar y todas con sus respectivas corrientes culturales muy marcadas: Polacos, Húngaros, Checoslovacos, Italianos, Españoles, Gitanos, Galeses y pueblos preexistentes como el Mapuche y el Tehuelche. Hoy debo decir que mi lugar de nacimiento se ha convertido en una ciudad con aires de pueblo.

 

 

¿A qué identidad adscribe?

 

Tehuelche.

 

 

¿Piensa que la literatura sea una herramienta para difundir y profundizar luchas?

 

La literatura como toda expresión artística, es una herramienta más de concientización. Y termina siendo un horizonte con diferentes lunas y soles que alumbra y calienta los días nublados.

 

 

¿Cómo ve al resto de la literatura mapuche-tehuelche e indígena?

 

La veo como un movimiento consistente, con voces que sirven de puntales para las nuevas generaciones. El hecho de que en Chile, el poeta mapuche Elicura Chihuailaf, haya sido galardonado y reconocido como poeta nacional, pone de manifiesto todo el trabajo de cientos de años que todas las comunidades indígenas, vienen aportando en el diario vivir en todas las sociedades del planeta.

 

 

¿Alguna anécdota? La que considere oportuna.

 

Ufff, podría contar miles, (ja). Desde hacer 800 kmts a dedo para llegar a un lugar donde tenía presentaciones de libro a vender por las madrugadas en bares de ciudades, material de literatura para vivir.

 

 

¿Cómo surgió Grito de río?

 

Venía desde hace un par de años, con la idea de poner sobre relieve, la lucha que llevan adelante hombres y mujeres a favor del medioambiente y en defensa del agua y el rechazo permanente a la instalación de la megaminería en nuestro territorio.-

 

 

¿Qué nos podría decir sobre los últimos cortes de la Ruta 3 –hace un par de semanas-?

 

Estos últimos cortes se han dado en simultáneo con cortes en la Ruta 40 también, producto de la permanente actitud del gobierno provincial, amparado por el gobierno nacional, actitud de negación de la iniciativa popular que fue presentada a la cámara legislativa provincial con el acompañamiento de más de 30.000 mil firmas, sumado al permanente atropello que sufren los trabajadores estatales, con el incumplimiento de sus sueldos en tiempo y forma ( sueldos que siguen atrasados desde meses y que son abonados en cuotas)

 

 

Usted da talleres de poesía ¿no es así?

 

Talleres y charlas que he llevado por diferentes penitenciarias federales y provinciales, escuelas nocturnas para adultos, y escuelas secundarias, a lo largo y ancho del país. Tuve una experiencia muy gratificante y única en un jardín de infantes (niños de 5 años), donde me invitaron a que vaya a leer y terminé riendo, cantando, jugando, escuchando las historias que me contaban los pequeños.

 

 

¿Qué piensa de las formas breves?

 

Como pensar lo que se dice pensar, no pienso nada al respecto. Es una forma como tantas otras y tan valedera también.

 

 

¿Por qué un libro de haikus?

 

Debo aclarar que me siento muy cómodo escribiendo poemas cortos y largos. En la literatura como en cualquier orden de la vida, hay que tomar desafíos. Hubiera sido muy fácil escribir desde los parámetros que venía manejando en mi literatura, me salí de lo que podría llamarse un estado de confort.

Lo que tenía para desarrollar era un contenido abundante de situaciones, me movilizó la idea de decir mucho en un espacio reducido como lo marca el haiku, esto de no salirse de sus tres versos y 17 sílabas, me terminó seduciendo la posibilidad del desafío. Y así fue a grandes rasgos el porqué de los haikus.

 

 

¿Qué literatura lee? ¿Qué autores o autoras?

 

De todo, leo lo que va llegando a mis manos. Desde clásicos a títulos desconocidos. Me siento atraído por la generación del 27. Pero más me gusta leer las situaciones que mis días me van presentando y me van movilizando.

 

 

¿Otro trabajo además del vinculado con la literatura?

 

Desde lo artístico, diría que mi columna vertebral es la literatura, a partir de ella he realizado espectáculos poéticos musicales, videos, tanto micro videos como video clips y corto metrajes.

Y en los días de mi vida, ejerzo mi capacidad de oficios (madera, pintura, metales)

 

 

¿Cuáles son las actividades y acciones de difusión que se han dado en relación con Grito de río?

 

Se ha presentado en forma presencial en el balneario de Playa Unión. Se han hecho intervenciones dentro de la ciudad, y el 5 de junio lo vamos a presentar a orillas del Río Chubut.

Pueden contactarse con la Editorial Facón Grande por este libro y otros al teléfono: +5492804868123, o al Facebook Facón Grande Libros.

 

 

[1] https://www.youtube.com/watch?v=o5xTjyx8Nr4

[2]https://www.diariojornada.com.ar/289689/sociedad/facon_grande_libros_la_reivindicacion_de_la_lectura/?fbclid=IwAR0NTqR-2rKSLtpeniwsIaaLGT5st8KJuRtoOLdqGhX6lB3CkeEu9q3IahI

 

 

 

Laureano Huayquilaf es un poeta tehuelche del sur de Argentina. Nació en Trelew, Provincia de Chubut en 1968. Lleva más de 25 años escribiendo poesías y recitando sus versos por distintas calles, escenarios y ciudades. Es conocido en sus pagos por acompañar siempre las luchas justas, sobre todo las que tienen que ver con la defensa de la naturaleza.

Desde el año 2005 hasta la fecha ha publicado:

-Pedregullo (2005)

-Ciudad cigarro (2006)

-Aguada de cencerro (2009)

-Inmigrancia (2013)

-Profundidos (2013)

-Situaciones líquidas (2014)

-Gotala (2016)

-Tierra desnudez (2018)

-Pelambre (2019)

-Los cueros de la luna (2020)

Grito de Río- No es no (2021), es su último libro, se presenta este sábado 5 de junio, junto al río que las mineras quieren contaminar.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *