Francesco Petrarca: soneto XXXV

Petrarca

 

 

SONNETO XXXV

 

Con tardos pasos solo voy midiendo

pensativo los campos más desiertos,

y los ojos contino llevo abiertos

por de humanos encuentros ir huyendo.

 

Que otro medio no veo ni aun entiendo

cómo pueda escapar de indicios ciertos,

porqu’en mis actos de alegría muertos

se lee fuera que voy por dentro ardiendo.

 

De tal modo que pienso, antes lo digo,

que no hay parte en el mundo que no tenga,

de mi triste vivir noticia cierta;

 

y hora poblada sea, hora desierta

ninguna entiendo que hay donde no venga

de mis cosas tratando Amor conmigo.

 

 

 

 

Solo e pensoso i più deserti campi
vo mesurando a passi tardi e lenti,
e gli occhi porto per fuggire intenti
ove vestigio uman l’arena stampi.

Altro schermo non trovo che mi scampi
dal manifesto accorger de le genti,
perché negli atti d’alegrezza spenti
di fuor si legge com’io dentro avampi:

sì ch’io mi credo omai che monti et piagge
e fiumi et selve sappian di che tempre
sia la mia vita, ch’è celata altrui.

Ma pur sì aspre vie né sì selvagge
cercar non so ch’Amor non venga sempre
ragionando con meco, et io co·llui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *