Recurrencias. Antología personal de Rae Armantrout

 

 

Una reseña de Recurrencias. Antología personal

de Rae Armantrout

 

Carlos Sánchez Emir

 

Sobre Rae Armantrout hay que decir, para empezar, que es una poeta, hasta ahora, bastante desconocida y difundida por los lectores y críticos de la lengua hispánica. Incluso, es de señalar, que la revista tallerigitur.com es, apenas, la segunda revista digital que presenta una traducción de sus poemas. Por esta razón nos es importante reseñar, difundir y criticar la obra de esta poeta que en su país, y en otros sitios de habla inglesa, ya ha sido reconocida por el público lector de poesía y por la misma crítica.

Recurrencias. Antología personal, con traducción y prólogo de David Ojeda, es un libro donde a través de cada uno de los poemas podemos encontrar, más allá de poemas bien logrados, una propuesta poética muy bien definida, la cual no es particularmente repetitiva, sino todo lo contario, se transforma y se nutre. Esto es en mayor medida su logro como poeta: encontrar una manera de decir las cosas, la cual no se repite, sino lo abarca todo.

Pero, ¿cuál es su poética? Su poética parte de dos puntos que se comunican constantemente: en primer lugar, la reflexión del lenguaje a través del lenguaje mismo, su manera de expresar esto es bastante interesante, puesto que lo hace (y lo logra) a partir de lo particular y lo concreto; en segundo lugar, su poética está trazada a partir del uso de la anécdota como detonante poético, en sus poemas se encuentran desde una jacaranda hasta un café de Starbucks, desde un jardín hasta una anciana en una bicicleta; todo esto también conlleva, a lo largo de los poemas de esta antología, a una reflexión; sin embargo, esta reflexión no es solemne, esa reflexión va más allá: de pronto, se adhiere a la broma o al humor.

Es momento de destacar su parte lúdica. Es interesante el juego humorístico usado, en sus poemas, como una filosa crítica a la modernidad y a la fatalidad de nuestro tiempo. Como he escrito en párrafos anteriores, sus modos poéticos le permiten hablar de tantas cosas sin jamás perder esa voz tan peculiar.

De las últimas cosas que me gustarían destacar es el uso ligero del verso, si usted, lector, ve los poemas publicados en esta plataforma o, en su caso, compra la antología, se podrá dar cuenta primeramente del uso del verso; este uso tiene dos principales características: la primera, el verso corto, este funciona como una manera ligera de presentarnos secuencialmente las imágenes y situaciones del poema; la segunda, el uso de estrofas de pocos versos, es de destacar que, incluso, en varios poemas se deja versos sueltos, esto le da al poema el tiempo necesario para lograr que el lector reflexione el poema, a través del tema presentado, ya sea a partir de una cuestión de la cotidianidad, ya sea de una abstracción como el tiempo que se acorta y se alarga.

Concluyo, esta antología, la cual pertenece al número IV de la colección “El oro de los tigres”, logra transmitir la voz más personal de un pensamiento poético, gracias a que es la propia autora quien selecciona estos poemas. Esta voz, como he explicado, que representa una idea firme de concebir el poema y el mundo, que se relaciona con otras voces y discursos sin perderse; esta voz que es capaz de decir casi todo.

Carlos Sánchez Emir [Carlos Ignacio Sánchez Ramírez] (Ciudad de México, 1998). Ha sido becario, un par de ocasiones, en el Curso de Creación literaria para jóvenes de la Fundación para las Letras Mexicanas y la Universidad Veracruzana y, de igual manera, becario del Festival Cultural Interfaz ISSSTE-Cultura/Los Signos en Rotación. Forma parte del “Taller literario Igitur” y del proyecto “Crítica y Pensamiento en México”. Actualmente es estudiante de Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Textos suyos aparecen en diversas revistas digitales.  Cultiva la poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *