Selección poética de Tennesse Williams

 

Este poema es tomado de Alforja. Revista de Poesía, XXIX, verano 2004, p. 39.

 

Tennessee Lanier Williams. Columbus, 1911-1983. Luego de trabajar en varios oficios logró estrenar en Broadway El zoo de cristal (1945), su primer drama, al que seguirán Un tranvía llamada deseo (1947), La rosa tatuada (1950), La gata en el tejado caliente (1954) y La noche de la iguana (1961), llevadas al cine por Elia Kazan, Richard Brooks o John Huston. Su primer libro de versos fue En el invierno de las ciudades (1964), y el último Androgyne, mom amour (1967). La pasión por lo masculino es evidente en toda su obra.

 

 

 

Tennesse Wiliams

Traducción: Luis Muñoz

 

 

 

Unos hombres jóvenes que se levantan al amanecer

 

Unos hombres jóvenes que se levantan al amanecer pueden tener miedo y ser desalojados demasiado rápidamente de los irrecordables, protegidos sueños de sus madres.

De repente, entonces, pueden sentir la enormidad verdadera de la exposición a la suerte.

La mañana, recién llegada, está llena de murmullos que sospechan.

No pueden conocer ¿y en quién han de tener confianza

(asumiendo, imprudentemente, que ellos todavía pueden tener

confianza) sino en uno (tú) cuyo nombre ha sido barajado dentro de la confusión de muchos de la última noche?

Te miran por debajo con cautela mientras das vueltas y suspiras en tu sueño.

Tienen envidia de ti, de tu sueño, que te protege de los murmullos que parecen cada instante crecer más claros.

Se incorporan; amargamente en el borde de tu cama, encorvados, y

tiemblan como viejos en un bando tosiendo con toses tabacosas.

 

Pregunta: si no estuvieses durmiendo, ¿los llamarías para que volvieran a un olvido cálido contigo, o, si te levantaras en este momento, podría ser que no fueran para ti tan sin nombre como tú para ellos y menos aún gente de fiar?

Probablemente sí, existe una sospecha, entre los emblemas heráldicos del escudo de tu corazón, la que parece más imborrable, como si estuviera esculpida o grabada al fuego.

 

¿Qué pueden hacer entonces sino incorporarse amargamente en el borde de tu cama, deslumbrados frente a la luz presa que la mañana da? ¿Será mejor a las diez que a las siete?

Otra pegunta a la que responder, equívoca, espera en el autoritario tic-tac de un reloj, de muchos, tantos relojes, y entonces, sin decir sus nombres o sin que sean tocados sus presentidos cuerpos, descienden de nuevo hasta el misterio de la cama, y dejan cerradas las persianas para retener el día un rato más.

José Luis López Muñoz (Madrid en 1934). Licenciado en Medicina (1956), doctor en Filosofía (1960) y licenciado en Lengua y Literatura Inglesas (1970). Fue lector de español en la Universidad de Newcastle, Reino Unido (1968-69) y Assistant y Associate Professor of Spanish en la Universidad de Maine, EE.UU. (1969-77). En 1980 recibió el Premio Nacional de Traducción por Joseph Andrews, de Henry Fielding; en el año 2000, el Premio Nacional a la Obra de un Traductor y, en 2014, el Premio Esther Benítez, que concede ACEtt, por votación de sus socios, a su traducción de Sense and Sensibility (Sensatez y Sentimiento) de Jane Austen, publicada por Alianza Editorial.

Ha traducido obras de Jane Austen, Saul Below, Raymond Chandler, John Cheever, Charles Dickens, A. Conan Doyle, George Eliot, William Faulkner, Francis S. Fitzgerald, Ford M. Ford, Edward M. Forster, Patricia Highsmith, Henry James, Rudyard Kipling, Carson McCullers, Robert L. Stevenson, Oscar Wilde y Virginia Woolf, entre otros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *